Instagram
WhatsApp

La Magia de las Ventanas: Más Allá del Vidrio y el Marco

En un mundo en constante evolución tecnológica, hasta los elementos más cotidianos de nuestros hogares están experimentando avances sorprendentes. Las ventanas, esenciales para nuestra calidad de vida al proporcionar luz natural y ventilación, se están transformando gracias a la innovación y el ingenio humano. En esta era de la alta tecnología y la sostenibilidad, las ventanas del futuro están redefiniendo la forma en que vivimos y experimentamos nuestros espacios.

Resumidamente podemos clasificar las ventanas por:

  1. Tipo de perfil: la perfilería es el tipo de material del cual está echo el marco, es importante de elegir cuidadosamente el tipo de perfilería para ventanas, ya que cada material tiene características y propiedades únicas que influirán en los beneficios para los usuarios. Hay tres tipos de perfiles que destacan en la construcción:
    1. Perfiles de madera: las ventanas de madera son tradicionales y estéticamente atractivas. Son buenos aislantes naturales, pero tienen inconvenientes como su alto costo, susceptibilidad a la humedad y sensibilidad a los cambios de temperatura y contaminación. La producción de ventanas de madera también afecta negativamente al medio ambiente debido a la deforestación.
    2. Perfiles de aluminio: las ventanas de aluminio ofrecen una amplia gama de colores y acabados, pero son menos eficientes en aislamiento energético debido a la conductividad del metal. Se utilizan técnicas como la Rotura de Puente Térmico para mejorar el aislamiento. Aunque son resistentes y livianas, tienen tendencia a la condensación y la corrosión a menos de que sean curadas adecuadamente.
    3. Perfiles de PVC: el PVC se destaca por su excelente aislamiento térmico y acústico. Son fáciles de mantener, resistentes a la condensación y a las inclemencias del clima. Además, se pueden fabricar en una variedad de colores y acabados gracias a las tecnologías de foliado. Son altamente reciclables y tienen un menor impacto ambiental en comparación con las ventanas de madera y aluminio.
  2. Tipo de acristalamiento: diversas opciones disponibles al elegir vidrios para ventanas, incluyendo la posibilidad de crear acristalamientos dobles o triples y elegir diferentes tratamientos. Se describen varios tipos de vidrios como, por ejemplo:
    1. Vidrio sencillo o flotado: este tipo de vidrio es obsoleto y ofrece bajas propiedades térmicas y acústicas. Aunque es económico, rara vez se utiliza solo en ventanas en la actualidad, a menos que se utilice como vidrio laminado.
    2. Vidrio laminado: se compone de varios vidrios monolíticos unidos por láminas de PVB, mejorando la resistencia y seguridad. Se usa comúnmente en barandillas y mamparas.
    3. Vidrios con cámara o doble acristalamiento: estos vidrios constan de varias hojas de vidrio separadas por una cámara de aire sellada térmicamente. Mejoran significativamente el aislamiento térmico y acústico de la ventana, reduciendo la transmisión de calor y frío entre el exterior y el interior. Se pueden aplicar tratamientos adicionales como control solar o bajo emisivo.
    4. Vidrio templado: aunque es un vidrio sencillo, recibe tratamientos que aumentan su resistencia. Se recomienda en áreas que requieren alta seguridad, como escaparates de tiendas, ya que, en caso de rotura, se rompe en pequeños trozos para evitar lesiones.Existen vidrios con tratamientos especiales que ofrecen un mayor reforzamiento debido a las características de cada uno;
    5. Vidrios bajo emisivos: estos vidrios, también conocidos como vidrios de aislamiento térmico reforzado, están diseñados para mejorar la eficiencia energética de las ventanas. Son recomendables en áreas frías para retener el calor interior. Los tratamientos reducen el valor U del vidrio, evitando que el frío o el calor del interior se escape.
    6. Vidrios con control solar: estos vidrios son útiles en áreas expuestas a radiación solar excesiva. El tratamiento reduce la cantidad de radiación o calor solar que pasa a través del vidrio, disminuyendo el calor dentro de la vivienda. También existen tratamientos adicionales como los vidrios anti-suciedad (que repelen el agua y previenen manchas) y los vidrios inteligentes que reaccionan a la exposición solar o cambios de temperatura, volviéndose más opacos según sea necesario.
  3. Aperturas, formas y eficiencia energética: La selección de la forma y el tipo de apertura de las ventanas es esencial tanto desde un punto de vista estético como en términos de eficiencia energética. Esto se debe a que estas elecciones pueden influir significativamente en la cantidad de luz natural que ingresa y en la circulación de aire en el interior, lo que a su vez afecta la temperatura de la estructura. Optar por ventanas apropiadas y de alta calidad garantiza un óptimo aislamiento térmico, lo que no solo contribuye al ahorro de energía, sino que también mejora el confort en su hogar. La elección específica dependerá de factores como el espacio disponible, el clima local y, en términos de diseño, la cantidad de luz y las vistas exteriores deseadas.

En el Residencial Jardines Santa Cruz, los propietarios tienen la libertad de personalizar sus hogares de acuerdo a sus gustos y necesidades, lo que les permite crear un hogar lleno de espacios iluminados, sostenibles y confortables a medida de sus preferencias.

Menú